Nuestra realidad social exige individuos reflexivos para cambiar el rumbo de las cosas. Vivimos una época dominada por la apatía, la insatisfacción, la ansiedad y la tristeza. No es de extrañar que la situación del país se encuentre en el punto en el que está. Vivimos todos los días bombardeados por una cantidad abrumadora de información y contradictoriamente vivimos realmente desinformados. Vivimos rodeados de cosas que pueden darnos satisfacción inmediada y paradójicamente estamos insatisfechos con nuestras vidas. Y así sucesivamente…

Transitamos en una época donde tenemos al alcance muchas herramientas que nos prometen felicidad, que nos venden espiritualidad, que nos ofrecen mejorar en cualquier sentido posible (físico, económico, emocional). Pero nos falta algo, nos está faltando una pieza importante que nos asegure un verdadero cambio, un desarrollo interno real. Eso que nos está faltando nos puede ayudar a encontrar entre toda esa basura, entre todas esas promesas vacías, los recursos que realmente nos ayudarán a crecer como seres humanos. Esa pieza importante que está faltando es: Criterio.

[callout]Dejamos de ser consumidores pasivos de información y comenzamos a ser activos a la hora de elegir lo que queremos y lo que necesitamos saber. [/callout]

Y para desarrollar criterio se necesita una serie de características que podemos desarrollar, que podemos fomentar. La curiosidad y la iniciativa son dos características tremendamente importantes, gracias a ellas podemos buscar la información que nos sea útil, y no solo conformarnos con la que nos llega. Dejamos de ser consumidores pasivos de información y comenzamos a ser activos a la hora de elegir lo que queremos y lo que necesitamos saber. También es útil comenzar a cuestionar las fuentes de donde conseguimos la información, ¿quién es esa persona que está diciendo esto? ¿me parece coherente la información? ¿es un autor importante en el tema? ¿en qué contexto social vivie o vivió la persona que escribió esto?

[callout]Continuamos sintiendo que no hemos avanzado y que seguimos cometiendo los mismos errores infinidad de veces, creemos incluso que así somos y no podremos cambiar nunca.[/callout]

Esto nos ayudará a saber si se trata de charlatanes, de autores con criterios radicalmente marcados por su época, de personas que saben de lo que hablan pues han estudiado el tema en profundidad, o de gente improvisada que quiere conseguir un ingreso extra «ayudando a los demás». Principalmente en el tema de la Autoayuda se ofrecen infinidad de cursos y libros que prometen maravillas y logran solamente cambios transitorios. Seguimos con el malestar interno, continuamos sintiendo que no hemos avanzado y que seguimos cometiendo los mismos errores infinidad de veces, creemos incluso que así somos y no podremos cambiar nunca.

La clave está en una combinación de dos cosas fundamentales: la primera es acercarse a las fuentes más confiables, a aquellas que consideremos pueden ofrecernos herramientas útiles en nuestro propósito de mejorar. La otra es un trabajo personal constante, de nada sirve que yo quiera colgar un cuadro en la pared si en vez de utilizar el martillo y clavos que tengo a un lado, me siento cómodamente esperando a que por sí solas las herramientas hagan el trabajo.

Criterio y disciplina, son entonces dos de los elementos más importantes que pueden comenzar a llevarnos a una verdadera transformación y descubrimiento de nosotros mismos, y por consecuencia, muchos aspectos de nuestra vida comienzan a mejorar cuando los ponemos en práctica.

Deja un comentario